Foto: ABC

El Grupo Airbus ha acometido una profunda transformación tecnológica e industrial de su planta de Tablada en Sevilla, a la que ha destinado una inversión de veinte millones en siete años para pasar de fabricar piezas a grupos estructurales y convertirse en una preFAL (Línea de Montaje Final).

Para ello, la compañía ha introducido en la cadena de producción de la factoría una serie de mejoras y nuevos desarrollos como el montaje a pulso y líneas móviles, que permiten a los operarios más eficacia y eficiencia al poder mover la pieza sobre la que actúan. La factoría de Tablada es una de las más antiguas del Grupo que data de 1942 y se encarga de suministrar piezas a las líneas de montaje final de los aviones de Airbus.

Esta transformación ha supuesto un reducción de costes y de tiempo de aproximadamente el veinte por ciento y le ha permitido mantenerse como referencia dentro de las plantas que entregan productos a las cuatro líneas de montaje final del A400M, C295, A330MRTT (tanqueros para repostaje en vuelo) y Eurofighter, según ha explicado el director de la planta, Jesús García Argüelles.

El plan de modernización ha consistido fundamentalmente pasar de fabricar piezas pequeñas a constituirse en una preFAL mediante la entrega de componentes de alto valor añadido, completamente equipados y terminados, a las líneas de montaje final de Airbus. Asimismo, destaca la implementación de los conceptos del “Lean Manufacturing” en las líneas de producción, que han permitido, junto con los procesos de innovación, un ahorro de costes y de tiempo del 20%.

Una de las principales novedades tecnológicas es la línea de montaje móvil para el fuselaje del C295, la primera de estas características aplicada a un fuselaje de la división de Airbus Defence and Space, ha destacado García Argüelles. Esta línea móvil empezó a funcionar a finales del 2015 y tarda cuarenta días en montar el fuselaje del C295, que posteriormente se entrega a la FAL en la planta de Airbus DS en San Pablo, también en Sevilla.

En Tablada también se monta el estabilizador horizontal (HTP) del A400M, cuyo proceso lleva diez días, aunque el objetivo es bajarlo a ocho en unos pocos meses, según García Argüelles. Igualmente, se llevan a cabo el ensamblaje de los capots y los pilones de los motores del A400M, que cuentan igualmente con una línea móvil. Además, los prueban mediante un premontaje, con lo que se ahorra tiempo cuando se monta en la FAL. Este programa ha sido uno de los impulsores de la factoría de Tablada, ya que aporta aproximadamente el 30% de la carga de trabajo.

Tablada también suministra los mazos de cables eléctricos para las piezas que construye y para las líneas de montaje final y ha desarrollado un sistema innovador de tableros eléctricos en vez de paneles, así como un sistema pionero de pruebas de unidades de control. Esta factoría fabrica y entrega también componentes a la línea de montaje final del Eurofighter en Getafe (Madrid) y cuenta con una línea móvil, que fue la primera que se instaló en las instalaciones en el año 2005.

En la factoría de Tablada Airbus DS trabajan unas mil personas y el proceso de transformación industrial ha permitido mantener la plantilla y cambios de actividad a un 20-25% por ciento de los trabajadores.

Empresas Patrocinadoras: 
Date: 
Wednesday, January 20, 2016 (All day)